Cerrar Menú
SÍGUENOS EN REDES

Ejercicio

Yoga para reducir el abdomen

Conoce algunos ejercicios de yoga que puedes realizar para ayudar a tu cuerpo a reducir el abdomen, puedes practicarlos en casa o al aire libre.

Amoni 30 Abr 2021
Comparte en redes sociales
Yoga para reducir el abdomen


¿Buscas una alternativa para eliminar la grasa abdominal? El yoga además de ser una disciplina que contribuye a equilibrar tu mente, tiene beneficios para tu cuerpo.

Conoce algunos ejercicios que puedes realizar para ayudar a tu cuerpo a reducir el abdomen, puedes practicarlos en casa o al aire libre.

Tiempo de entrenar

1 minuto por postura.

  • Postura del niño. Siéntate sobre tus talones, tus rodillas deben estar en el suelo y separadas al ancho de tu cadera, al mismo tiempo asegurate de los pulgares de tus pies estén juntos. Inclina tu espalda hasta tocar el suelo con tu frente, tus brazos deben estar colocados a lado de tu cuerpo apuntando hacia atrás. Relaja tu cuerpo.
  • Perro boca abajo. Manteniendo la postura del niño, desliza tus brazos hacia enfrente y coloca las palmas bien firmes sobre el suelo para ayudarte a elevar tu cuerpo, al mismo tiempo ve estirando tus piernas hasta que tus pies se planten firmes. Dirige tu cadera hacia el techo mientras brazos y piernas están estirados.

2 minutos por postura.

  • Saludo al sol. Lleva tu pierna derecha al frente entre a la altura de tus brazos que seguirán apoyados en el piso, cuidando mantener tu equilibrio debes estirar tu espalda llevando tu cadera hacia abajo, tu pierna izquierda debe seguir estirada en la parte de atrás apoyándose sobre las puntas de tus dedos.

    Poco a poco desliza tu pierna izquierda al frente para colocarla junto a la derecha, estira tus piernas de manera que tus puntos de apoyo sean las manos y los pies. Endereza suavemente tu cuerpo hasta quedar parado en una postura recta. Abre tus brazos lentamente, simulando formar un círculo hasta que se junten sobre tu cabeza.

    Nuevamente, formando un círculo baja lentamente tus manos, llévalas hasta el suelo para tocarlo con la punta de tus dedos. Lleva tu pierna izquierda hacia atrás, después la derecha y baja a la posición de plancha y baja hasta que tu cuerpo toque el suelo, tus brazos deben seguir doblados.
  • Postura de la cobra. Estira tus brazos de manera que eleves la parte del tronco desde la cintura. La parte inferior de tu cuerpo debe seguir pegada al piso.

1 minuto por postura.

  • Postura del niño. De la cobra pasa a la postura del niño, llevando lentamente tu cuerpo hacia atrás, de forma que quedes sentado sobre tus rodillas sin despegar las manos.

2 minutos por postura.

  • Postura pájaro-perro. Lentamente estira tus manos y rodillas para que eleves tu espalda y tus glúteos. Las palmas de tus manos deben estar alineadas con tus hombros y las rodillas con tus caderas. Extiende una pierna y un brazo al mismo tiempo. Cambia de lado.

1 minuto por postura.

  • Postura del niño. Después endereza tu cuerpo poco a poco.
  • Postura del bastón. Siéntate con la espalda recta, tus brazos deben estar a lado de tu cuerpo con las manos apoyadas en el piso; las piernas deben estar estiradas mientras los dedos de tus pies deben apuntar hacia arriba.

2 minutos por postura.

  • Postura del barco. Eleva tus piernas y flexiona tus rodillas, detenlas por la parte trasera con ayuda de tus manos. Poco a poco comienza a estirar tus piernas de forma que las plantas de tus pies apunten al techo, tu espalda debe dirigirse hacia atrás un poco y tus brazos deben estirarse apuntando hacia tus piernas. Tu único punto de apoyo serán tus glúteos.

1 minuto por postura.

  • Postura del bastón. Vuelve poco a poco y no olvides respirar.

2 minutos por postura.

  • Postura del barco simple. Dobla tus piernas de forma que la planta de tus pies se apoyen en el piso, inclina tu espalda hacia atrás mientras estiras tus manos hacia adelante a la altura de tus hombros.

1 minuto por postura

  • Postura del bastón. Vuelve poco a poco siendo consciente de tu cuerpo.
  • Postura del nido de los vientos. Acuéstate en el suelo boca arriba, lleva tus rodillas al pecho y envuélvelas con tus brazos.

2 minutos o más.

  • Savasana. Acuéstate en el suelo boca arriba con los brazos ligeramente separados del cuerpo y con las palmas hacia arriba. Cierra los ojos y relaja tu cuerpo.

Recuerda que si eres principiante en la práctica de cualquier disciplina es importante acudir con un entrenador para adquirir los conocimientos necesarios y poder evitar lesiones musculares. Tu cuerpo es para disfrutarlo, date un tiempo dentro de tus actividades diarias y disfruta de estas posturas.

Tags relacionados

Bienestar Medita Mente Rutina Yoga
Descargable Mensual
¡Desayuno saludable y delicioso más fácil que nunca! Regístrate y conoce las Overnight Oats de Amoni. Planea 7 días ahorrando dinero.
Continúa leyendo
Todo sobre los Juegos Olímpicos Todo sobre los Juegos Olímpicos
Seguramente los has visto por televisión o, probablemente, hayas tenido la oportunidad en tu vida de viajar a una sede y disfrutarlos en vivo. Cualquiera que sea el caso, es difícil que los Juegos Olímpicos hayan pasado desapercibidos en tu vida.
Libérate del insomnio Libérate del insomnio
¿Te ha pasado que te despiertas a mitad de la madrugada y después ya no puedes conciliar el sueño? Probablemente estés sufriendo de insomnio o algún trastorno del sueño parecido.
Ejercicios de agradecimiento para cambiar tu vida Ejercicios de agradecimiento para cambiar tu vida
El agradecimiento puede cambiar la forma en la que ves la realidad y te ayuda a enfrentar problemas y duelos de manera positiva para ti.