Cerrar Menú
SÍGUENOS EN REDES

Ejercicio

Meditación para sanar tus emociones

Sanar tu cuerpo y mente libera el máximo potencial para vivir tu vida con plenitud.

Comparte en redes sociales
Meditación para sanar tus emociones

Recuerda que tu pasado no te determina, eres tú quien decide qué hacer con las heridas y eres tú quien tiene la capacidad de transformar el dolor en fortaleza y la tristeza en resiliencia. 

Comencemos a sanar juntos.

Meditación para sanar: ¿Qué son las heridas emocionales?

meditacion para sanar alma

¿Cada día se siente igual? ¿Tienes una sensación de tristeza y no logras saber el por qué? ¿No tienes ánimo o fuerza para realizar tus actividades? Las heridas emocionales nos quitan la capacidad de llegar a nuestro máximo potencial y nos impiden ser nosotros mismos.

Abandono, humillación, rechazo, injusticia y traición son experiencias dolorosas en la infancia que pueden bloquearse dentro de nosotros e influir inconscientemente en nuestras decisiones adultas y en cómo nos relacionamos con los que nos rodean. 

La meditación para sanar heridas busca quitar todas aquellas máscaras que hemos creado para cubrir o maquillar nuestras emociones de dolor y exponerlas a una luz de sanación. Es posible que las heridas nunca desaparezcan pero podemos cambiar la relación que tenemos con ellas. 

Reduce el estrés con mindfulness

Recuerda que todo es un proceso; la sanación requiere de paciencia, honestidad contigo mismo y sobre todo una voluntad de salir adelante para lograr estar en paz y armonía con tu entorno. 

5 pasos para desbloquear tus emociones 

meditacion para sanar mente

La meditación para sanar al niño interior debe realizarse de manera activa y consciente. Puedes practicar los ejercicios mientras haces alguna actividad que te genere gusto como pintar, limpiar y escuchar música o puedes también crear un tiempo para sentarte o recostarte y enfocar tu energía a ello.

Los siguientes pasos pueden mezclarse entre ellos y no tienen jerarquía u orden específico, lo verdaderamente importante es que tengas muy consciente lo que busca cada uno lograr para alcanzar una completud.

Aceptación.
La herida existe y no hay nada de qué avergonzarse, es parte de la experiencia humana. No te hace mejor ni peor persona tener sentimientos diferentes a los demás, cada uno tiene su camino y propósito en la vida. Es un acto de amor propio detenerte y aceptar que no tienes todo resuelto y que algunas experiencias te han lastimado y no hiciste nada para merecerlas. No es tu culpa.

Observación.
¿Cómo me han afectado estos sentimientos? Las heridas causan actitudes y acciones que no representan a nuestro yo interior. ¿A quién he lastimado? Cuando algo nos rompe por dentro y no lo sabemos manejar puede afectar a nuestra pareja, hijos, familia y amigos. Lastimar a las personas que amamos puede generar una sensación de soledad, enojo y estrés.  

Contextualización.
¿Quién me lastimó? Date permiso para enfadarte con quién causó ese daño. Tienes que saber que probablemente ese dolor que proyectó en ti es porque también esa persona no supo llevar sus propias heridas emocionales. No busques venganza ni culpas solo entendimiento.

Perdón
No es el camino más sencillo ni recto. Perdonarte a ti y a los demás es un trabajo duro y un enfrentamiento directo con la realidad. Mereces salir adelante, mereces amar y que te amen, mereces todo lo que busques en tu vida. El perdón sana y quita el peso del rencor.

Visualización
¿Quién quieres ser? Tus experiencias dolorosas no te determinan. Proyecta hacia un futuro cercano que quieres hacer y qué cosas te has detenido de hacer por miedo. Si lo puedes pensar, es un hecho que lo puedes lograr, solo necesitas enfocarte en tus nuevos objetivos e imaginar quién puedes llegar a ser como persona si logras aceptar el dolor y resignificarlo a una realidad mejor.

Es imposible que te pongas metas de tiempo para curar, no se puede determinar -voy a perdonar en 3 semanas- date el espacio que necesites y no te apresures, poco a poco sabrás y sentirás cómo va evolucionando el cambio.

Ninguna meditación emocional reemplaza la valoración clínica y esta nota es meramente informativa. Si tienes emociones y pensamientos muy fuertes, inestables o destructivos, es de vital importancia acudir con un profesional que pueda valorar tu estado específico y ayudarte con el tratamiento correspondiente.

Si te gustó esta nota sobre meditación para sanar o tienes alguna duda déjanos un comentario. Recuerda seguir las redes sociales de Amoni en Facebook, Twitter y Pinterest para encontrar nuevo contenido de tu interés. ¡Queremos conocerte!

Tags relacionados

Energía Equilibrio Medita Mente
Descargable Mensual
¡Desayuno saludable y delicioso más fácil que nunca! Regístrate y conoce las Overnight Oats de Amoni. Planea 7 días ahorrando dinero.
Continúa leyendo
Ejercicios de agradecimiento para cambiar tu vida Ejercicios de agradecimiento para cambiar tu vida
El agradecimiento puede cambiar la forma en la que ves la realidad y te ayuda a enfrentar problemas y duelos de manera positiva para ti.
Descubre el Power Yoga y rebasa tus límites Descubre el Power Yoga y rebasa tus límites
¿Crees que el yoga no aporta la suficiente exigencia física? Tal vez es momento de que conozcas el Power Yoga. Descubre esta actividad que lleva la meditación al siguiente nivel y te hará romper los límites de tu propio cuerpo.
Vive al extremo con el paracaidismo Vive al extremo con el paracaidismo
Si eres amante de las emociones fuertes y los deportes extremos, o bien, sólo te gusta experimentar cosas nuevas, una de las mejores opciones sin duda alguna es el paracaidismo.